miércoles, 21 de diciembre de 2011

La Virgen de los Enebrales de Tamajón

Aunque su nombre es Virgen de los Enebrales, todos en Tamajón y los pueblos de alrededor, la conocen con el cariñoso apelativo de la Serrana. También es cierto que, si bien la talla, a juzgar por lo poco que se ve de ella, no parece, ni remotamente la original, lo que representa sí que podemos decir que se remonta a los primeros tiempos de la Reconquista; aquellos tiempos oscuros en los que, una vez conquistado el territorio a los moros, se iniciaba en España el imparable fenómeno de la repoblación. Fenómeno que, curiosamente, también trajo consigo la aparición -o quizás, mejor dicho, la reaparición- de numerosas manifestaciones de la Virgen, acompañadas siempre del consiguiente milagro. Y en testimonio de aparición y milagro, aparecía misteriosamente -y perdón por la redundancia- una imagen virginal (1), en muchos casos, con evidentes connotaciones negras que, de una manera también sorprendentemente tozuda, deseaban ser veneradas en el mismo lugar de su hallazgo. Tal es el caso de ésta Virgen de los Enebrales, de Tamajón.

No deja de ser interesante y a la vez importante, por otro lado, el lugar tan particular en el que se ubica la ermita, situado a apenas unos dos o tres kilometros de Tamajón, saliendo en dirección a Majaelrayo, confluyendo con las particularidades de un terreno donde abunda el pino y el enebro y cuyas formaciones rocosas se han visto tan curiosamente erosionadas que, a semejanza de la vecina provincia de Cuenca, se ha convenido en considerarla otra Ciudad Encantada. Digno de mención es, también, el detalle de que en sus proximidades -Retiendas dista, aproximadamente unos diez kilómetros- se localizan las ruinas de lo que fuera en tiempos el monasterio cisterciense de Bonabal. Y recordemos, por añadidura, que el Císter tuvo una especial relevancia en el fomento del culto a la figura de la Virgen.

Aunque no se sabe a ciencia cierta por la falta de evidencias, se sospecha que la actual ermita -remodelada entre los siglos XVI y XVIII- sustituye a otra más modesta, románica en sus orígenes. Rodeada, como he dicho, por pinos y enebros, con la imponente sierra del Ocejón como telon de fondo, en sus proximidades se desarrolló una curiosa leyenda, que nos recuerda los famosos encuentros de héroes mitológicos, como Hércules, y también históricos, como Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, con terribles serpientes (2), que seguirían la tradición, posteriormente cristianizada de paladines celestiales como San Jorge o el arcángel San Miguel. En este caso, sin embargo, el protagonista fue un modesto sacerdote a quien el monstruo salió al encuentro, siendo salvado in extremis por intercesión de la Virgen, cuya figura se descubrió posteriormente en la rama de un enebro, de ahí el nombre. El tema queda recogido en una pintura, probablemente del siglo XVI que, apenas distinguible -recordemos que la ermita, quedó muy deteriorada en el transcurso de la Guerra Civil- adorna con el milagro una de las paredes laterales del interior del templo. Templo que, aunque tradicionalmente siempre ha tenido sus puertas abiertas para refugio de caminantes y peregrinos, actualmente se mantienen bajo candado para evitar robos y alteraciones de gente sin escrúpulos. Tradición hospitalaria que resume en estos versos recogidos por la Tradición:


'Entre enebros desiguales

por aparecida te aclaman

por eso todos te llaman

Virgen de los Enebrales.

Si buscas paz pasajero

aquí puedes encontrarla

pues María supo hallarla

para todo el mundo entero...'

O este otro, no exento de cierta gracia popular, dicho sea en el buen sentido:

'Virgen de los Enebrales

patrona de Tamajón

tienes las puertas abiertas

como si fueras un mesón'.

Conviene añadir que, por sus características, no es difícil de adivinar la existencia de cultos paganos en la Antigüedad, incluidos los druídicos.




video


(1) La tradición achaca su confección a San Lucas, sobre todo cuanto más fama de milagrosas tienen.
(2) Una tradición, sitúa en la ciudad troglodita de Tiermes, la lucha entre Hércules, al que denominan Álamos y la terrible serpiente Elpha. Aparte de la mención del tema durante su paso por dicha ciudad -en el Cantar de Mío Cid, a Tiermes se la denomina Agriza- conviene recordar otro episodio singular en el que el Cid, valiéndose de su escudo -símil que también nos remonta al mito griego del combate entre Perseo y Medusa- logró derrotar a una terrible serpiente. Ocurría esto, según la tradición, en el pinturesco pueblecito burgalés de Barrio Pañizares. El recuerdo de Elpha, también forma parte de los bestiarios medievales, y se la puede localizar, entre otros lugares, en un capitel que se localiza en una de las iglesias románicas más decanas de Soria: San Miguel, situada en la localidad de San Esteban de Gormaz. Existe también otra representación de ella, en un capitel del pórtico del monasterio de San Martín de Turieno; o lo que es lo mismo, de Santo Toribio de Liébana, en los Picos de Europa.



video

6 comentarios:

juanmanuel dijo...

Me encanta esta zona tan tranquila y bonita y la virgen ya que mi nombre se lo debo a ella me llamo Maria de los Enebrales navas gonzalez y me siento orgullosa de llevar este nombre ya que mi familia es de esta zona tan bonita saludos ENEBRALES

juancar347 dijo...

Pues claro que sí, un nombre muy bonito y una zona que, aparte de hermosa e interesante, aún tiene muchas cosas que contar. Saludos y muchas gracias por su comentario

Anónimo dijo...

Me ha encantado el relato. Hace unos meses estuve allí y me encantó. Le hice una plegaria a la Virgen y podría decir que mi petición fue escuchada.
El entorno es una maravilla. E da verdadera pena no haber podido visitar la ermita por dentro.
Gracias por su comentario.

juancar347 dijo...

Me alegro si le ha podido ser de utilidad. Yo tampoco pude entrar, porque por desgracia, hay mucho vándalo suelto y eso hace que se tenga que tomar medidas que perjudican siempre a todos. Pero sin duda, el lugar es muy especial y al menos, eso lo podemos seguir disfrutando y sintiendo.
Saludos,

Anónimo dijo...

Muy bueno tu relato. Estuve allí acompañada por un amigo de la zona y lo tuyo completa sus explicaciones . Todo bello. Me llamó la atención la manera como Maria carga al Niño.
Saludos

juancar347 dijo...

Estimada anónima: gracias por tu comentario. Siempre produce satisfacción que lo que escribe en el blog pueda ser utilizado por otros como guía e información complementaria cuando se acercan a los lugares que se comentan. Ese lugar, por otra parte, es muy especial, como habrás podido comprobar y merece la pena no sólo visitarlo, sino también 'vivirlo' al máximo. Te animo a seguir descubriendo los numerosos lugares de interés de esta espléndida comunidad.
Saludos,